Casino Royale


Se apuesta a lo sagrado—con la excepción
de llevar siempre en el bolsillo
una herejía, mayor o menor, como salida
de emergencia, y monedas
para cuando no hay cambio.
Apostamos a la sonrisa vuelta mordida.
El helicóptero de la policía cae al río
dejando un extraño espesor en la manera
de hablar, un sabor distinto de alegría.

Las luces de otro por la autopista
encandilan y causan mi accidente.
Uno apuesta por sus propios fantasmas
y los va coleccionando, y más
ahora que somos todos incompatibles:
un atisbo de lo que hubiera sido—
un camino a la ruina de la salvación.

La finta funciona. La dirección
equivocada nos lleva adonde íbamos.
Hormigas acarrean nuestro almuerzo
a una digestión más digna. A esa clase
de periodismo me refiero, si casi
todo lo que sabemos desemboca en error.

“En el futuro no habrá futuro.” Así empieza.
La mañana se despeja de verdades
automáticas. El aire es nuevo y más
barato. Y mientras, vamos levantando
nuestros amores, nuestras horas
de mirar por la ventana y preguntarnos
si afuera hace frío.

Se puede decir algo, incluso en contra






A name and email address are required for commenting. Textile can be used in comments. There are Textile formatting buttons and a help link above the comment area. Email addresses are encoded for security but not shown. A web site URI will override an email address anyway in your comment "link". Please try not to use bad language.

Spammers please note that "rel=nofollow" is applied to all outgoing links in these comments and to all referrer urls on this site.


Ayuda TextileAyuda Textile