Red social


Uno: ¡Tanto secreto en que vivir!
Dos: La economía del dato llega como un alivio.
Tres: Un nuevo dios.
Dos: Y revela al otro con esperanza de que alguien llegue por fin a saber quienes somos.
Uno: Yo, cuanto más visible más íntimo, y viceversa.
Tres: Toda esta exteriorización trae consigo el mandato de un interior nuevo, fresco, conocible y reconocible.
Uno: Ese desgaste de la vida en instantes, ¿no?