Un seminario sobre el cuerpo


No hace mucho, Laura Valencia, de La Fabriquera, me sugirió que ideara un curso, una serie de lecturas, en su espacio. El tema sería el cuerpo. Al principio, estaba un poco desconcertado. En los últimos dos años he venido leyendo con mis alumnos algunos de los textos filosóficos más importantes de los últimos 50 años, siempre desde el punto de vista de un poeta y hombre de teatro, más que el de un filósofo profesional. En esos textos aparece el cuerpo, claro, pero más que nada, se trata de cuestiones que tienen que ver, por así decirlo, con el alma… con el espíritu. Incluso en Deleuze y en Foucault.

La pregunta que me hice, entonces, y a partir de la sugerencia insistente de Laura, fue: ¿Y si tratáramos el cuerpo con el mismo cuidado filosófico que el espíritu o la mente? Evidentemente, ya vamos al gimnasio y comemos correctamente y hemos dejado de fumar, y todas esas cosas; y en la danza, el teatro, las disciplinas orientales, hemos encontrado formas de tratar y cuidar el cuerpo que antes desconocíamos. ¿Pero qué estamos pensando, cómo conceptualizamos el cuerpo como filósofos, poetas, bailarines, teatreros y artistas?

Esto es lo que pretendo explorar con este seminario. La Fabriquera es una compañía de teatro/danza. Para mí, este seminario es una forma de volver al teatro. Tanto teatro como teoría se derivan de la misma palabra griega: theáomai: “yo miro, contemplo”. Creo que esta exploración del cuerpo, desde el otro lado del cuerpo, será fructífera e intensa. Lo que he estado leyendo para preparala, así me lo indica.