Perdedores de oportunidades


Ahora que el paro galopante nos ha bajado esos humos con los que andábamos por el mundo, quizá se pueda empezar a hablar en serio de proyectos conjuntos entre España y Latinoamérica. Como español y latinoamericano llevo 25 años mirando con rabia como España se hacía la guapa y le daba la espalda a América, en lo económico, en lo cultural, en todo.
Las empresas españolas llegan con soberbia sembrando pesos para cosechar euros. Luego se quejan cuando recogen lo que han sembrado, dejan de invertir, no cumplen sus contratos y las echan: a eso lo llaman inseguridad jurídica. En lugar de asentarse e insertarse en los países que les han abierto las puertas—por la razón que sea—se han comportado todavía con esa mala leche colonial que consiste en venir a extraer la riqueza para volver a la metrópoli lo antes posible.
En Argentina, así es como Aguas de Barcelona tuvo que salir por piernas hace algunos años, y el pasado, Marsans, que de la flota de 80 y pico aviones de Aerolíneas dejó sólo 26 en funcionamiento.
Yo que soy rata de librería, lo veo también ahí, donde los libros españoles cuestan por lo menos el doble de los argentinos. Y eso que aquí hay cierto poder adquisitivo; ya me gustaría ver cómo están las cosas en Bolivia o en El Salvador.
Pero, ahora que todo se está yendo al garete en España, y quizá sea demasiado tarde, las editoriales españolas podrían pensar en entrar de verdad en este mercado enorme que es América Latina. Y deberían hacerlo con lo mejor de sus catálogos, pero impreso aquí en ediciones baratas, aunque sea en papel de mala calidad.
Al mismo tiempo venir a explorar la enorme reserva cultural que es el continente, tampoco sería mala idea. Hay poco intercambio libresco entre los países de América, por razones políticas en algunos casos, o económicas en la mayoría. ¿No sería una gran aventura comercial y cultural construir un sistema de distribución continental de libros a buen precio?
En todo el mundo de habla española hace una falta increíble saber qué se está escribiendo en otras partes de ese mundo. Y si España abordara esa necesidad como un igual, sin colonialismos, sin esa actitud extractiva que tan mala fama le ha ganado a las empresas españolas, quizá otra relación sería posible: una de mutuo beneficio real entre todos los países donde se habla español.
En España vuelve a repetirse por enésima vez lo de las oportunidades perdidas. Siempre lo mismo. Una crisis siempre presenta posibilidades de cambiar de rumbo. ¿Las exploraremos, por lo menos?

6 Comentarios para Perdedores de oportunidades

  1. Juan Jose escribió:

    Lo de la exploración en el talento se supone lo deben impulsar por auto-gestión los sectores interesados, para luego convencer a esas editoriales que hay negocio; Y ahi comienza de nuevo el círculo de la voracidad. El problema radica en la visión voraz del capitalismo que debe asimilar la filosofía de La Responsabilidad Social Empresarial. Hay una publicación que me encantaría comentaras y está disponible en pdf sobre ello en la biblioteca de la Fundacion Nuevo Periodismo Iberoamericano (Gabo) www.fnpi.org UN SALUDO

  2. Roger escribió:

    Pásame el enlace; no sé a qué artículo te refieres.

  3. juan jose escribió:

    Con gusto Roger: http://fnpi.org/biblioteca/publicaciones.php
    Titulo: LA OTRA CARA DE LA LIBERTAD -Responsabilidad Social de Los medios en America latina.

  4. EL AXEL escribió:

    Interesante relato Roger….por un lado “protestas” de la actitud soberbia de tu Espana y por el otro le pides que se acerque a America…. Lo que es es y ya. Recuerda que solo hay 2 tipos de hombres, los que opinan y los que hacen….

  5. Voro Cerdán escribió:

    Como siempre no hay que confundir a los habitantes de España con España y los intereses economicos de su oligarquia, desde america tendentes a los nacionalismos futboleros no se entiende que mientras España estaba arrasando culturas y gentes en “el nuevo continente” en la piel de toro se inventaba la inquisición para acabar con las ideas de los habitantes de España. Actualmente la cosa no ha cambiado mucho.
    Por ello si hay que hacer algo mejor que no se haga con el nombre de España por medio. Mejor resultado tendríamos si lo hiciera la OTI.

  6. Roger escribió:

    Hombre, Axel, muy pronto en mi vidilla teatral aprendí que el lenguaje es acción. Lo saben los escritores, los periodistas: la opinión (y la información) cambia el mundo. Ejemplos hay de que también lo saben otros, por eso la lista de opinadores muertos para lograr su silencio es larga.
    Por otro lado, esa MI España que dices se parece más a la de Voro, es la de los Habitantes de España, y mi queja va precisamente contra la oligarquía y sus prácticas. No por nada son tan amiguitas las oligarquías de un lado y otro del Atlántico. Lo que está claro es que comparten modelos de negocio y clubes de golf. No sé si algún día verán que hay otras formas de producir riqueza más allá de la mera extracción.

    Juan, la publicación que me recomiendas es larga. Necesitaré algunos días para echarle un vistazo. Luego escribo algo aquí.