Ruido


(Instrucciones de uso:
Retire el pegamento que compone este collage
y escoja de la verdad en sus varias modalidades
el rostro de todo aquel que lo carece.)

A mí me gusta en aerosol
como una canción difuminable y dañina.
Así se alimenta el tiempo de los espejos.

Sin embargo, y flaco silbido aparte
el viento pertenece a la categoría Tono de voz:
los árboles siempre cumplen al delatarlo.

Quizá la niebla al amanecer
se sorprenda de su propia esquela, su silencio.
¿No quedamos en que escogerías tú el paisaje?

Lo malo es que con la juventud atada a la cintura
siempre acabamos deseando que el canto sea lo nuestro.